¿Qué es la presión arterial alta o Hipertensión?

Publicado en Colesterol y Triglicéridos

NutriArauco escribió: "¿Que es la presión arterial alta o Hipertensión?". Cuando su médico toma su presión le registra dos números; ejemplo 130/80, estos se miden en milí­metros de mercurio y representan la fuerza del flujo de la sangre dentro de sus arterias. Cuando se le aplica el brazalete constrictor se contrae hasta superar la presión intraarterial, así­ cuando vamos desinflando el brazalete o manguito al igualarse a la presión intraarterial se reinicia el flujo de sangre y se escuchan ruidos de este flujo de sangre, ruido que es diferente cuando el corazón está en contracción impulsando la sangre o cuando está relajado. 

El número inicial y mas alto, en este caso 130, representa la presión existente cuando el corazón está en contracción o sístole y la mas baja (en el ejemplo 80) representa el nivel de presión cuando el corazón esta relajado o diástole. Esta presión o fuerza del flujo de sangre se ejerce tanto en el sentido de la corriente sanguínea como contra las paredes de las arterias.

¿POR QUÉ DEBE REDUCIRSE?
Para reducir el riesgo de hemorragia, trombosis y embolias. Como dijimos la presión se ejerce tanto en el sentido de la corriente sanguínea como contra las paredes. Ambas si son elevadas producen daños. Contra las paredes; una mayor presión aumenta el impacto de la sangre y su contenido (ejemplo las grasas y azúcares) contra el tejido de la pared arterial generando heridas y aumentando los depósitos de grasas y azúcares en esta pared, proceso conocido como Ateroesclerosis (proceso inflamatorio que lleva a generar zonas de tejido cicatricial que endurecen la pared). 
En el sentido de la corriente; Una presión de flujo alta genera daños por lesión de órganos en el cerebro, corazón, retina de ojos y riñones. Por ejemplo en el riñón la presión elevada va dañando las funciones por deformación estructural adaptativa; imagine al riñón como una suave esponja o filtro que en lugar de recibir un poco de agua recibe un gran chorro, a alta presión.) Para evitar la destrucción, el tejido desarrolla sistemas de reducción de la presión que van dañando la estructura y funciones normales del órgano.
Una presión elevada acelera a lo menos 2 a 3 veces el proceso de Ateroesclerosis, generando arterias más rígidas, menos flexibles y por ende susceptibles a romperse frente a un excesivo aumento de la presión ,generando así una hemorragia. También la Hipertensión aumenta el riego de romper las placas Ateromatosas en las paredes, generando un proceso de Trombosis , es decir la formación de un coagulo frente a esta verdadera herida que constituye la Placa Ateromatosa abierta o rota a consecuencia de una fuerte alza de presión.
Asimismo este coagulo o parte de la placa pueden desprenderse y ser llevados por la corriente sanguínea a otro sitio o tejido, proceso conocido como embolia. Una embolia causa la obstrucción de la arteria como un tapón, impidiendo el paso de la sangre y así bloqueando la llegada de oxígeno y nutrientes a un órgano o zona de tejido que por esto morirá, es decir sufrirá un infarto.

¿QUE NIVELES DE PRESIÓN SON ALTOS?
En adultos de 18 a 74 años existen evidencias suficientes para definir que la meta de presión normal es una sistólica de hasta 120 milímetros (mm) y una diastólica de hasta 80 mm de mercurio (Hg). Sin embargo también esta claro que la mejor presión deseada es la más baja posible ya que el riesgo de daño asociado a la presión es un continuo, es decir es Proporcional al nivel. Así existen 3 niveles de presión alta.

Categoría Presión Sistólica mmHg Presión Diastólica mmHg
Normal Menor a 120 Menor a 80
Prehipertensión 120 a 139 80 a 89
Hipertensión Etapa 1 140 a 159 90 a 99
Hipertensión Etapa 2 160 o más 100 o más

Se considera que para clasificar el riesgo deberíamos disponer de a lo menos 3 mediciones con el brazo a nivel del corazón estando la persona sentada o acostada. Asimismo la hipertensión Etapa 2, para ser controlada siempre requiere de medicamentos y frecuentemente 2 o más. La Hipertensión Etapa 1 se trata con dieta y aumento de la actividad física, si esto no la controla se deben utilizar medicamentos.

¿CUÁNDO SE CONSIDERA QUE LA PRESION ESTA CONTROLADA?
Los estudios demuestran que lamentablemente solo 10 a 34% de las personas con Hipertensión tienen controlada su presión, considerando como meta un máximo que sea menor a 140 de sistólica y 90 de diastólica. Esto no es por ausencia de medicamentos que lo logren, es consecuencia de:
  • La falla de constancia en los controles.
  • Ingesta no permanente de los medicamentos.
  • Falta de actividad física y dieta mínima.
  • Dado que la hipertensión generalmente no da muchas molestias, no se está conciente del problema que existe, descuidándolo.
¿CUÁNDO DEBE BAJARSE LA PRESIÓN EN FORMA URGENTE?
Cuando hay síntomas o molestias; dolor de cabeza, vómitos, mareos, zumbidos en los oídos, visión de puntos negros o brillantes, perdida de fuerza o de sensibilidad, ejemplo en un brazo o pierna, todos estos son síntomas que alertan del riesgo de una complicación a nivel del sistema nervioso (cerebro).
Cuando la sistólica es 170 o más o la diastólica es de 110 mm o más; sobre estos niveles existe riesgo mayor de trombosis o hemorragia.
Cuando existe daño renal, de retina o diabetes; en estos casos es crucial bajar la presión y mantenerla bajo 130/80. Cualquier presión mayor acelera el daño a los tejidos a una Velocidad 2 a 4 veces mayor que en las personas sin estas enfermedades.